Pranayama: la ciencia de la respiración

Asana Pranayama Respiración Consciente
noviembre 3, 2020
Joan Serrat

Puedes estar días sin comer.
Puedes estar horas sin beber.
Pero no puedes estar minutos sin respirar.
Lo primero que haces al nacer es inhalar. Lo último al morir es exhalar.

Junto con el oxígeno, nitrógeno, y dióxido de carbono, la respiración contiene Prana, la fuerza de la vida. La filosofía yóguica nos enseña que no podemos vivir sin oxígeno, pero tampoco podemos vivir sin prana, la fuerza vital.

Una persona “normal” respira aproximadamente dieciséis veces por minuto. Cuando tu cuerpo o tu sistema nervioso no está sano, la respiración aumenta y se hace rápida e irregular. Así, la “mente” también se vuelve perturbada e irregular.

Cuando tu mente está en calma y meditativa el ritmo de la respiración es lento y constante.

A medida que cambia el ritmo de la respiración, cambia tu estado de ánimo. Así cuando controlas conscientemente tu respiración, puedes regular también tu estado de ánimo.

De todos los cambios positivos que una persona puede realizar, aprender a respirar profunda y completamente es probablemente la herramienta más sencilla y eficaz para el desarrollo de una conciencia superior. Una buena respiración te ayuda a mejorar tu salud, tu vitalidad y la conexión contigo mismo.

¿Qué es el Pranayama?

La respiración es la única función fisiológica de nuestro cuerpo que además de ser involuntaria, puede ser controlada de manera consciente. Dentro de la práctica del Yoga a este control de la respiración se le conoce como Pranayama

Prana se puede traducir como energía o como respiración, mientras que Ayama se traduce como expansión, regulación o control. Por lo tanto, Pranayama es la ciencia o el arte que enseña el conjunto de técnicas para controlar la respiración y la energía.

La respiración es el puente entre el cuerpo físico y la mente. A través de la práctica del Pranayama Yoga puedes actuar sobre el movimiento y la distribución del prana en tu cuerpo e incidir sobre las constantes vitales y la actividad cerebral. Por eso, cuando la respiración se hace más lenta y más profunda, la mente se calma.

    ¿Cómo te beneficia practicar el Pranayama?

    El Pranayama además de ser una técnica que te ayudará a respirar mejor, puede ofrecerte muchos otros beneficios:

    • Aumentar tu capacidad pulmonar. Puedes obtener el aire que tus pulmones necesitan en menos respiraciones. Las personas que no saben cómo hacer respiraciones profundas pueden sufrir complicaciones derivadas de ello.
    • Te ayuda a tener tranquilidad y paz mental. Una respiración pausada y suficiente se vuelve al estado natural de nuestro organismo y nos ayuda a evitar tensiones que puedan provocarnos fatiga y cansancio mental.
    • Te ayuda a tener una mayor resistencia física. Cuando aprendemos a respirar conseguimos una mayor resistencia para hacer esfuerzos físicos.
    • Te ayuda a gestionar la ansiedad. Ante conflictos o situaciones generadores de estrés y ansiedad, la respiración completa es una buena herramienta para aprender a regularla.
    • Mejora la digestión. El cuerpo aprende a asimilar mejor los alimentos gracias a la mayor oxigenación de nuestra sangre que hace que nuestro proceso de digestión sea más eficaz.
    • Te permite dormir mejor. Practicar alguna de las técnicas antes de acostarse calma la mente, predispone al sueño y ayuda a combatir el insomnio.

    Una práctica de Pranayama

    Hay diferentes técnicas para el control del Prana. Si tienes interés y ganas de aprender, te propongo que empieces por la que creo que es esencial y, al mismo tiempo, más sencilla de practicar.

    La Respiración completa o profunda (Dirgha Pranayama) está compuesta por tres fases dentro de un mismo ciclo de respiración:

      1. Respiración abdominal.
      2. Respiración intercostal.
      3. Respiración clavicular.

    En el vídeo que te presento a continuación, desde mi canal de youtube, encontrarás las instrucciones y te servirá de guía si decides practicarla. En este caso te agradeceré que le des al “like” o dejes algún comentario.

    Algunos beneficios que puedes obtener si eres constante en la práctica de esta respiración larga y profunda:

    • Aumenta tu capacidad pulmonar. El movimiento que produce la expansión de la caja torácica es tanto vertical como horizontal. Así estás flexibilizando tu diafragma (puede llegar a 3 o 4 centímetros, cuando en la respiración normal es de 1 cm aproximadamente).
    • Eliminación de toxinas. El movimiento vertical del diafragma favorece el intercambio de gases en los pulmones debido a una mayor extensión de los alvéolos pulmonares.
    • Mejora de tu sistema circulatorio. La respiración profunda produce una mayor oxigenación de la sangre con sus efectos positivos sobre todo el sistema cardio respiratorio.
    • Aumenta la sensación de bienestar. Una mayor amplitud de movimiento del diafragma se traduce en una respiración lenta y calmada que favorece la relajación y tranquilidad mental.

     

    Si tienes alguna consulta
    no dudes en contactarme

    ¡Gracias!

    Comparte la publicación

    Entradas relacionadas

    ¿Coaching o Psicoterapia?

    ¿Coaching o Psicoterapia?

    Quizás tienes la necesidad de hacer un cambio en tu vida y dudas qué elegir ¿Coaching o Psicoterapia? Por ejemplo, hace unos días una compañera me comentaba que le están llegando, cada vez con más frecuencia, personas que cuando acuerdan los objetivos de trabajo, le...

    Sobre la Bondad

    Sobre la Bondad

    En esta publicación reflexiono sobre la bondad. Bondad es la cualidad de bueno. Se identifica con la característica propia de las buenas personas. Es también la inclinación o tendencia natural a hacer el bien. Como verás, si continúas leyendo, ser benevolente, amable...

    Yoga y consciencia corporal

    Yoga y consciencia corporal

    En esta publicación comparto el vídeo de mi canal de Youtube, Yoga y consciencia corporal. Es un tutorial que utilizo en los talleres de Mindfulness que imparto. Como verás tiene un nivel de dificultad bajo, adecuado para personas que están empezando la práctica....

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad